30 de julio de 2009

Moda 2009.Diseñadores del Mundo:.Lolita Lempicka.


"Curiosa, perfeccionista y apasionada”, así se define la diseñadora francesa Josian Pidival (55), conocida por todos como Lolita Lempicka. Siguiendo las enseñanzas de su madre modista, Lolita –nombre que tomó de la musa de Nabokov y de la artista Tamara Lempicka y que hizo suyo– se destacó en las artes del diseño. Especializada en el diseño de ropa vintage, tuvo un exitoso paso por la maison Cacharel donde se encargaba de la línea femenina. A mediados de los ’80 y con la ayuda de su marido, Joseph, Lolita decidió crear su propia firma. Con ella hizo furor y fue señalada como la abanderada del revival del diseño francés. Hoy, a 25 años lleva las riendas de su propio imperio: sus fragancias y diseños la han posicionado como referente del diseño galo a nivel internacional.“Tengo mucho respeto por el trabajo de ciertos diseñadores, no importa su nacionalidad. Pero, aunque haya pasado una parte de mi vida buscando ropa vintage en mercadillos londinenses, la verdad es que me siento muy cercana al trabajo de mis maestros, diseñadores franceses”, comenta a Para Ti desde París.

¿Quiénes son tus referentes? Admiro por sobre todo la labor de Coco Chanel y de Yves Saint Laurent, ¡me apasiona buscar sus prendas vintage! Es que, cuando una prenda está bien hecha, nunca pasa de moda. La moda nace de influencias múltiples y se nutre del pasado. ¿Es que hay otra manera? Así, de repente, sumando detalles irresistibles, se hace del pasado una actualidad más viva que nunca. Pienso que la verdadera feminidad, como la verdadera moda, es atemporal.

Los perfumes suelen evocar recuerdos. ¿Qué recuerdos tenés de tu infancia? Era una niña enamorada de la imaginación, llena de sueños de princesas y escalofríos provocados por las brujas malas en ciertos cuentos de hadas. Recuerdo que me daban miedo pero también me gustaba el hecho de tener miedo… Era una niña buena, soñadora, que pasaba mi tiempo con un lápiz en la mano, dibujando, creando ropa para mis Barbies...

Tanta fantasía te permitió diseñar frascos que son casi joyas. ¿Cuán diferentes son en los bocetos originales, te quedás con las ganas de más? La verdad es que siempre me sorprenden por la fidelidad con los dibujos o las esculturas originales. Por ejemplo, para mi más reciente fragancia, la idea provino de un viejo anillo que incluía una hoja de trébol de cuatro hojas. Entre el anillo y el frasco inevitablemente hay diferencias, pero básicamente la idea fue respetada. Pienso que el punto de origen de estas creaciones siempre es el amor por los objetos preciosos y la imposibilidad de tirarlos cuando estén vacíos.

LOLITA EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS. “Si me dan a elegir entre minimalismo y barroco, opto por el barroco, seguro. Soy el contrario de una mujer ‘mini’ y ¡me hago cargo plenamente de esta elección!”, asegura entre risas Lolita. La francesa cuenta con varias similitudes con su par española Agatha Ruiz de la Prada por su estilo desenfadado y por idear un universo propio que incluye los diseños de un auto para Nissan, celulares para Samsung, equipaje para Delsey y lencería para Etam. Un mundo 100% Lempicka, como tanto le gusta al que sumó su propia línea de delicada pastelería –Les gourmandises de Lolita Lempicka– y una de productos orgánicos gourmet llamada Bonneterre (Buena Tierra). “Hoy en día mi vida profesional no se limita a crear moda”, asegura Lolita.

¿Cómo es eso? Es decir, me encanta la moda, pero yo ya no soy una esclava de crear dos colecciones al año con todas las dificultades que implica cuando sos el dueño de la marca –Lempicka se asoció con Guy Laroche y con el CGP Group para sus líneas Lolita Lempicka y la juvenil Lolita Bis–. Ahora soy más libre y mi libertad me permite realizar mis pasiones, la belleza, los accesorios, los productos bio y quién sabe qué más…

Creciste rodeada de mujeres –Lolita tiene tres hermanas– así que nos conocés como pocas, ¿cómo nos describirías hoy? Soy absolutamente mujer y lo reivindico, no soy esclava y tomo mis propias decisiones. Pienso que la feminidad es una fortaleza. La considero libre, sin complejos y con independencia de espíritu y de decisiones. Nuestra fortaleza como mujeres es nuestro sentido de la intuición –que en sí mismo es muy femenino– y el asumirlo todo con una sonrisa: el trabajo, la familia, el marido. Nuestra fortaleza es el poder hacer varias cosas a la vez haciéndolo todo bien…

Debés estar feliz entonces con tres hijas mujeres –Elisa (34), quien diseña junto a ella en la empresa, y las gemelas Paulina y Lauren (26)–. ¿Cuánto influenciaron tus trabajos? Ellas son una fuente de inspiración infinita para mí. Su estilo de vida, sus gustos para la moda, para la cultura, sus noches de fiesta, todo me llena de inspiración.

¿Siguen tu estilo o se rebelan? Son como yo, atraparon el virus de la moda, pero de su época y de sus propios caracteres, algo que enriquece mucho nuestros diálogos. Nuestra comunidad de espíritu está centrada en el gusto por el detalle y el sentido del refinamiento más elevado.

Ya son 25 años de carrera, ¿alguna vez imaginaste que crearías semejante imperio? Por supuesto, nada viene por casualidad. El trabajo es la fuente de cada éxito y el hecho de no tener miedo en la vida es una ventaja mayor. La verdad es que, profesionalmente, tampoco tengo miedo –ese rasgo lo saqué del carácter de mi madre–. Voy hasta el fin de mis sueños, de mis deseos, de mis envidias y creo que es por eso que me sucedió lo que me sucedió. No me sorprende lo que creé, porque es el fruto de una voluntad muy fuerte que hizo que mi vida se parezca a lo que quería que fuera
Fuente: Para ti

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu opinion y marca Tendencia!!!