Moda y Tendencia en Peinados 2012.Melenas sublimes seventies.


Son, por derecho propio, el recurso de belleza más femenino y atemporal. Las melenas, largas y con gran potencial cuando de lo que se trata es de reiventarse, parecían haber sido condenadas a convivir en un discreto segundo plano con boy cuts y long bobs.
Sin embargo, esta temporada han vuelto a reclamar su sitio con declinaciones varias que prometen arrasar. Desde la estética seventies que respira la propuesta de Chloé, hasta la retro de Oscar de la Renta, pasando por los cabellos texturizados y bucólicos vistos en Rodarte y Marni o las versiones más románticas que nos propone Nina Ricci.









Estas melenas pulidas firmadas por Guido Palau para Versace resultan de los más favorecedoras, sobre todo por esa firme pretensión de querer pasar desapercibidas junto a un look de moda sofisticado. La clave está en la marcada raya al centro y en los mechones delanteros, colocados detrás de las orejas. ¿La clave para conseguir inmovilizarlos? Tensarlos, una vez situados detrás de las orejas, hasta llegar a la altura de la nuca, donde se fijan con pequeñas horquillas que quedan ocultas bajo la melena.

Las puntas, rectísimas y rotundas, se cortan con tijera para conseguir este efecto. Es la misma melena de Versace, vista por detrás.
Romántica y bucólica, la melena de Nina Ricci cuenta con su elenco de seguidoras, sobre todo por la perfecta contextualización de una diadema joya en un outfit urbano. Cardar el cabello  a la altura de la coronilla -es preferible hacerlo con los dedos para conseguir un acabado ligero- y trabajar solo algunos mechones con tenacilla hacen el resto.(foto central)
Poppy Delevigne dulcifica su melena messy con una diadema naïf. Siempre es una buena opción.(foto der)


La otra cara de una misma moneda. Ella Fanning recurre a una diadema black para aportar un halo aún más recatado a su larguísima melena. El look niña buena siempre triunfa.(foto izq)
Oscar de la Renta retoma la estética de las melenas más retro dándole una vuelta de tuerca al empleo de los rulos utilizados para crear las ondas. Además de usarse su declinación XL -para conseguir unos rizos grandes y un tanto rotos- se trabajan enrollando el cabello hacia fuera, y no hace dentro como se hace habitualmente.(foto central)
La misma melena, vista por detrás. Para suavizar la onda se puede utilizar un cepillo impregnando en hairspray para aportar una dosis extra de brillo al cabello.


 
 
La clave del éxito de unas ondas marcadas está en trabajarlas sólo traspasada a la altura de los ojos. Así lo hace Cléménce Poesy.(foto izq)
Otro master class para aprender a reinterpretar una melena larga de forma exprés. La hemos visto en Marni donde, además de texturizar el cabello directamente con los dedos - Andy Uffels, embajador de Philips, recomienda, con el cabello casi seco, dividirlo en secciones y enrollarlos con los dedos a modo de cordel antes de terminar de secar-, se marca una raya lateral extrema. Sujetar el mechón resultante con una horquila minimal sublima la propuesta.



Chloé ha sabido reinventar como nadie la estética seventies esta temporada. Prueba de ello es esta melena, con un potencial rotundo para convertirse en la estrella de la temporada. Nos encantan sus ondas de efecto trenzado, trabajadas casi milimétricamente sólo en medios, dejando raíces y puntas lisas. Puede conseguirse este efecto usando tenacillas o haciendo varias trenzas con el cabello aún húmedo.(foto izq)
Olivia Wilde retoma el estilo Jane Birkin en una melena XL ultralisa con flequillo marcado y geométrico.(foto central)
La prestigiosa Odile Gilbert ha sabido reinventar con nota una melena larga, transformando este look de Rodarte en uno de los looks más imitados y con mayor número de tutoriales en la red de amateurs que quieren replicarla. La clave está en su textura -conseguida a golpe de cardado y suavizada directamente con los dedos- y en la raya lateral extrema.(foto der).


Crear de forma desordenada sortijas con el cabello tiene como resultado una melena como la vista en D&G. Nos gusta su binomio de volumen y movimiento tan atemporal y favorecedor.(foto izq)
Dior retoma las ondas al agua -con un uso hasta ahora encorsetado al terreno de los recogidos- para incluirlas de forma confusa en una melena plagada de rizos. La clave está en trabajar estas ondas en la parte delantera, sobre todo los mechones que enmarcan la frente y los pómulos.(foto central).
Roberto Cavalli retoma el efecto wet haciéndolo suyo para el invierno 2012. La raya al medio y el aspecto trasnochado aportan magnetismo al look.
Fuente: Vogue.es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu opinion y marca Tendencia!!!