Mostrando entradas con la etiqueta Valentino 2010/2011. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Valentino 2010/2011. Mostrar todas las entradas

Moda y Tendencia Verano 2010/2011.Valentino.

Desde luego el trabajo que vienen desarrollando el tándem creativo Pier Paolo Piccioli y Maria Grazia Chiuri para la maison Valentino desde hace ya algunas temporadas es de lo más inspirador.
Últimamente asistimos más que nunca al debate de cómo se debe encarar el trabajo de director creativo de una firma casi legendaria y dónde ubicar el equilibrio entre respetar su ADN y el tuyo propio. Piccioli y Chiuri no sólo han sabido encontrar ese virtuoso punto intermedio, sino que además han conseguido relanzar una marca emblemática y de sobra conocida pero quizá un tanto anclada en un estilo algo demodé ya.

Su receta es tan sencilla en la teoría como difícil de aplicar en la práctica: mantener el espíritu romántico e hiperfemenino de Valentino, que se palpa en las limpísimas organzas y en los volantes que rematan las chaquetas, pero actualizarlo con nuevos largos –o mejor dicho, cortos- y prendas que se mueven en el terreno de lo naïf. El resultado es una propuesta coherente con la filosofía de su creador pero revisada y adaptada a toda una corte de mujeres jóvenes más interesadas en firmas como Balenciaga y Balmain que en el clasicismo de los grandes popes de la moda.
Todas y cada una de las prendas de la colección para el verano que viene destilan un mimo y un cuidado por los detalles que hacen que no tenga mucho que envidiar a sus creaciones de alta costura. Los colores, beige, negro, gris topo y coral, se declinan en encajes, tules y organzas livianas y maleables, para dar lugar a siluetas ligeras y delicadas. Una propuesta que sin duda augura que la carrera de estos dos diseñadores será larga y prometedora. En Valentino o donde se propongan.
Fuente: Cecilia Casero para Vogue España.

Moda y Tendencia 2010/2011.Valentino.Haute Teen.

Haute couture ya no es un para las damas adineradas de la alta sociedad. Maria Grazia Chiuri y Pier Paolo Piccioli apelan a un grupo de jóvenes que se comen el mundo y buscan la excelencia más allá de los largos vestidos de cocktail.

Así, el dúo ganador de Valentino apostó por una propuesta babydoll en corto de marcado carácter Lolita, añadiendo al menú siluetas armadas, faldones y, cuando ya creíamos que los años sesenta habían muerto, vienen ellos y nos brindan una nueva y fresca interpretación de los felices 60´s.

Como no podía ser de otra forma, las identificativas lazadas de Valentino adquieren tintes Minnie Mouse, aplicados a guantes, zapatos de punta afilada con kitten heels y vestidos miriñaque de rejilla.
En The dark side of first love, así se llama la propuesta haute teen de Valentino, hay un poco de todo. Un poco de Valentino, un poco de Giambattista Valli, incluso un poco de Miu Miu -no hay más que ver la colección de invierno-, todo ello inteligentemente orquestrado para convencer al paladar más exigente.
Fuente: Pedro Zozaya para Vogue.