Mostrando entradas con la etiqueta Elie Saab invierno 2012/2013. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Elie Saab invierno 2012/2013. Mostrar todas las entradas

Moda Invierno 2013.El fabuloso Elie Saab.

Elie Saab tuvo, tiene y tendrá una misión fundamental e intrínseca a su existencia: hacer bella a la mujer. Siempre ha sido así y lo será, al menos, hasta el próximo invierno. Vestidos en azul, amarillo, blanco morado y negro. 
 
 “Dedicarse al diseño es hermoso”, decía el diseñador en el backstage de Paris Fashion Week. “Aunque es inevitable ponerse nervioso instantes antes de que comience el show”. 

 Elie Saab ha sido el último diseñador, el cierre de Paris Fashion Week y de todo un mes llenos de desfiles, prisas, glamour, moda... Sobre todo MODA. Así, la última inspiración que hemos visto sobre la pasarela ha venido de Rusia “se trata de los bordados” y de la actitud “es un duro contraste entre lo masculino y lo femenino”.

Esta último ejercicio, girl to be boy, parece que ha fascinado a muchos diseñadores esta temporada, pero en el caso de Elie Saab hacía referencia a las distintas partes de la colección. Ha comenzado con chaquetas tuxedo cortadas con precisión, pantalones con cintura, monos y capas con cortes severos... Y del garzón a la madamme. Vestidos ceñidos por la rodilla con vuelo, cuentas y perlas engarzadas en las telas, los mencionados bordados rusos...

La consabida red carpet, lugar al que son predestinados estos diseños, será el año que viene algo más andrógina y femenina a la vez
Fuente:Verónica Román para Vogue

Moda y Tendencia 2012/2013.El fabuloso Elie Saab



Visto a distancia, el desfile de Alta Costura otoño-invierno 2012-13 de Elie Saab parece una maravillosa escalera de color: primero los vestidos negros de encaje y pedrería;  después la escala de los nude con apliques y detalles orgánicos en dorado; los rosas y salmones; los azules –de los más claros a los más cercanos al verde–; los tonos maquillaje; los color champán y los dorados; y finalmente un impresionante vestido de novia en color champán y motivos vegetales en dorado que resume el desfile en una frase: la atención y la pasión por los detalles.
 
 

Elie Saab ha vuelto a ser fiel a sí mismo con una colección de vestidos de ensueño -inocentes pero complicados- de los que solo sabe hacer él: centelleantes, delicados e irisados. Con los detalles de diamantes, lentejuelas y pedrería como protagonistas importantes que dibujan motivos naturales enredados en las telas –muchas de ellas de encaje– y los hacen brillar incandescentes desde que salen a la pasarela.
Largos hasta el suelo o midi, los vestidos portaban todo tipo de escotes –barco, en pico, redondos, palabra de honor, cuello alto... – al igual que las siluetas y detalles –faldas de vuelo, peplums, tubo, con aberturas...– pero siempre con un denominador común: ceñidos en la cintura por un cinturón metálico.
 
 
 


Elie Saab lo ha vuelto a hacer. Una vez más, elo mundo desea una de sus preciadas joyas.
Fuente:MarinaValera para Vogue.Vogue