Mostrando entradas con la etiqueta moda 2012/2013. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta moda 2012/2013. Mostrar todas las entradas

Moda y Tendencia 2012/2013.El fabuloso Elie Saab



Visto a distancia, el desfile de Alta Costura otoño-invierno 2012-13 de Elie Saab parece una maravillosa escalera de color: primero los vestidos negros de encaje y pedrería;  después la escala de los nude con apliques y detalles orgánicos en dorado; los rosas y salmones; los azules –de los más claros a los más cercanos al verde–; los tonos maquillaje; los color champán y los dorados; y finalmente un impresionante vestido de novia en color champán y motivos vegetales en dorado que resume el desfile en una frase: la atención y la pasión por los detalles.
 
 

Elie Saab ha vuelto a ser fiel a sí mismo con una colección de vestidos de ensueño -inocentes pero complicados- de los que solo sabe hacer él: centelleantes, delicados e irisados. Con los detalles de diamantes, lentejuelas y pedrería como protagonistas importantes que dibujan motivos naturales enredados en las telas –muchas de ellas de encaje– y los hacen brillar incandescentes desde que salen a la pasarela.
Largos hasta el suelo o midi, los vestidos portaban todo tipo de escotes –barco, en pico, redondos, palabra de honor, cuello alto... – al igual que las siluetas y detalles –faldas de vuelo, peplums, tubo, con aberturas...– pero siempre con un denominador común: ceñidos en la cintura por un cinturón metálico.
 
 
 


Elie Saab lo ha vuelto a hacer. Una vez más, elo mundo desea una de sus preciadas joyas.
Fuente:MarinaValera para Vogue.Vogue

Moda y Tendencia Invierno 2012/2013.Balmain by Olivier Rousteing.



Con tan sólo un par de colecciones, Olivier Rousteing pasó de ser un discreto discípulo aventajado de Christophe Decarnin a ganarse la confianza de todos y constituir un valor sólido de éxito para la continuidad de la firma. Así, Balmain es a día de hoy la opción nº1 de gurús y estilistas, ocupando las producciones más exquisitas de las grandes cabeceras de moda.

 



En su nueva colección, el diseñador de 26 años demuestra su amor por "lo francés" y se plantea ¿para qué viajar al lejano oriente cuando la inspiración la puedes tener bien cerca? Así, Anja Rubik, Joan Smalls y Karlie Kloss mostraron al mundo los preciosistas detalles de tapestry inspirados en el grandioso palacio de Versalles y la lujosa corte de Maria Antonieta; detalles que recorren los sexy looks de Balmain y se posan sobre blazers boyfriend de corte esmoquin y chaquetas cuadradas cuajadas de perlitas en un trabajo de pura artesanía y una precisión matemática.

 


Cuando algunos diseñadores intentan atraer la atención utilizando colores energy o cortes innovadores, Olivier se centra en una paleta cromática básica -negro, maquillaje y azules tintados-, serena y fácil de combinar. El terciopelo (repleto de ricos matices y con bordados barrocos) gana terreno sobre los leather looks a los que nos tiene acostumbrados y los chalecos y cazadoras perfecto buscan una radical línea T sin necesidad de recurrir a las hombreras. Si a esto le añadimos cinturones gold de estilo militar y los acolchados de rejilla, nos encontramos con outfits que constituyen verdaderas obras de arte, keepers de armario que van más allá de cualquier tendencia.
 

 Fuente: Pedro Zozaya para Vogue.es